martes, 20 de noviembre de 2007

EL POZO DE LOS DESEOS


La pequeña aldea dormitaba perezosa bajo el candente sol de verano. Vista desde un otero cercano, bautizado con el pomposo nombre de Monte del Olivar, parecía un montón de brasas con sus tejados rojos reverberando al sol.

En el centro de la placita estaba el único pozo que surtía el vital líquido a todos los vecinos que desde muy temprano se acercaban con las carretillas y cántaras para transportarlo hasta sus viviendas.

Solo en las asfixiantes horas del medio día, paraba la fila de paisanos que al resguardo de los emparrados de los patios, dormitaban soñando con lagos azules y ríos caudalosos que refrescaran su ancestral sed.

A las orillas del pueblo había una pequeña casa rodeada de lo que, en aquellos lugares, parecía insólito. Una verde huerta con varios árboles frutales y diversas plantas que florecían en todas las estaciones del año; en ella vivían una anciana y su nieta, una muy vieja y la otra muy bella, cuando ambas cruzaban por el pueblo con su carretilla y sus cántaras, la gente se apartaba con respeto mas parecido a miedo contenido; a sus saludos respondían con débiles adioses o con un “vayan con Dios” apenas audible. No había nada raro en ellas, pero se contaba en los corrillos de la aldea, que ambas tenían algo de “brujas”... hasta que podían haber hecho pacto con el demonio, el que a cambio permitía que flores y frutos brotaran de la árida tierra que circundaba su casa.

Tanto la anciana Tomasa como su nieta Alondra vivían indiferentes a la curiosidad que provocaban. Todos los domingos se las podía ver en la misa de seis, con sus mejores galas...pero no bien terminaba desaparecían como por encanto sin haber cruzado palabra con los vecinos.

Un día, Alondra llevó la carretilla ella sola hasta el pozo y en su hermosa cara había un rictus de tristeza. Andrés, un guapo mocetón que siempre la admiraba desde lejos, aprovechó la oportunidad y se acercó respetuoso...

___! Hola Alondra!... como es eso de que vienes sola al agua?

___Mi abuela está enferma, le ha dado un dolor que la tiene postrada en cama___ contestó sonrojándose levemente.

___Pues si quieres aviso a Críspulo el boticario, tal vez él tenga algo que la ayude.

___No, no!___ respondió apresuradamente y luego como si quisiera quitar la impresión del rechazo continuó con voz suave _____” En cuanto le lleve el agua yo sé que se va a sentir mejor____ y sin más dio media vuelta dirigiéndose rápidamente hacia la casa.

En efecto, al día siguiente ya iban abuela y nieta como si nada hubiese pasado.

Andrés comentó el caso con los amigos y ya empezaban a correr de nuevo los rumores de que algo extraño sucedía con aquellas dos mujeres.

En esas circunstancias se reunieron un grupo de mozos del pueblo para vigilar más de cerca y llegar al fondo del misterio que envolvía la vida de nieta y abuela. Amparados por las sombras de la noche se acercaron para atisbar por las ventanas de la casa sin poder ver nada. Todo estaba apagado y solo se escuchaba el tic tac de un reloj de pared. Chasqueados en su intento se retiraron para pensar que podrían hacer para develar el misterio

Después de varios intentos fallidos llegaron a la conclusión de que algo no muy bueno hacían ambas. Porque la ignorancia cierra los ojos y los oídos, convirtiendo en magia lo que la inteligencia no alcanza a comprender. Molestos y enfadados un día se confabularon en esperarlas en el camino y por grado o por fuerza arrancarles el secreto de aquella agua que para los demás era simple y para ellas hacía crecer todo a su alrededor.
Cuando las dos llegaban a su casa con las cántaras de agua, les salieron al encuentro y rodeándolas empezaron a preguntar todos al mismo tiempo. Tomasa con calma y con fuerte voz reclamó silencio.

___Vamos a ver que queréis?

Andrés se adelantó y armándose de valor le preguntó ____ Lo que queremos saber es, que es lo que hacéis con el agua del pozo...porque estos árboles y estas flores no se dan más que alrededor de vuestra casa! Y eso nos parece que es cosa de brujería....!

Sin alterarse la anciana hizo una señal de calma a su nieta que estaba muy colorada y con deseos de contestar airadamente.

___Os lo voy a decir: Mirad. ...ese pozo del que saca agua todo el pueblo, cumple los deseos que se le pidan, claro...hay varias características que hay que tomar en cuenta...Lo que se le pide, no puede hacer daño a nadie..., no puede quitar a uno, para darle al otro...no puede dar lo que no conviene y tampoco da lo que pueda ser causa o motivo de envidia o rencilla entre dos o mas personas, no quita ni da salud...solo que esté de Dios... y su agua sirve para avivar la inteligencia y lograr que hagáis cosas que ni siquiera sabéis que podéis hacer...En esas condiciones todos vuestros deseos serán cumplidos y estaréis en libertad de disfrutarlos.

Se había hecho el silencio y los mozos se fueron retirando uno a uno sin decir palabra. Alondra y Tomasa quedaron solas

___ Abuela, por qué has dicho todo eso, tu bien sabes que el pozo no cumple deseos y que si tenemos árboles y plantas es por nuestro trabajo y por que las cuidamos con esmero.

___Si hijita, lo sé, pero los humanos con pocas luces, solo los mantiene a raya todo aquello que parece mágico y si alguien comparte con ellos ese conocimiento se sienten agradecidos y lo respetan. Ya verás que jamás nos vuelven a molestar...!


Nota del autor: (Después de algunos años, se podían ver muchos árboles y flores en la aldea....El Pozo había cumplido sus deseos)

E.S.P.

7 comentarios:

Gatadangora dijo...

Ely me encantan tus historias,estoy como los niños,esperando que sigas contando mas y mas....
Besos

Genín dijo...

jajaja A la Tomasa, si se enteraran de su existencia los políticos, la contrataban para escribir sus campañas políticas...

Pocas veces la ignorancia hace que crezcan árboles, flores y por ende riqueza. Por eso me encanta el cuento.
Un beso y salud, Genín

Leo dijo...

Ely, tengo que pensar, en ir guardando tus cuentos, porque son tan bonitos, que merecen la pena guardarlos para mis nietos.

Para cuando pueda ir y disfrutar ratos largos con ellos.

Precioso el cuento. Felicidades.

Leo

Airblue dijo...

Ely, de nuevo vuelvo a recordar aquel concurso de cuentos. No deberías desaprovechar este arte, o a lo mejor estoy equivocada y ya tienes publicada una recopilación de tus cuentos ...

Un abrazo y me encanta. AIR

ELY dijo...

Gati, Genin, Leo, Air, gracias por vuestros comentarios.

No tengo ninguna recopilaciòn de mis cuentos, de hecho lo estoy pensando muy seriamente aunque sea una pequeña ediciòn limitada para que algo les quede a mis nietos.

Tendrà que ser hasta despuès de que vuelva de mi proyectado viaje.

Mientras tanto los seguire recopilando aquì para compartirlos con todos vosotros.

Besos Ely

PIZARR dijo...

Ely, me acabo de dar un atracón de tí.

Esta noche he decidido que con tiempo y calma me leia tu blog enterito... dicho y hecho.

Además me he copiado todos tus relatos y tus poemas y los he archivado debidamente con los que conservaba de otros tiempos y lugares.

Espero que cuando lo tengas todo recopilado podamos disfrutar de ello.

UN BESO MUY GRANDE

ELY dijo...

Pizar, no sabes lo que agradezco tus palabras, y el pensar que guardas mis escritos me dà el gusto y la alegrìa de poderlos compartir.

Un beso Ely